Archivo de la etiqueta: ONU

El papel de la mujer en los procesos de paz

En un mundo en el que las mujeres todavía tenemos que luchar por estar representadas a nivel directivo en cualquier organización, los entes mundiales responsables de las fuerzas de de paz no son una excepción. Las mujeres tenemos una notoria falta de representación en dichas organizaciones, es un hecho constatable con solo revisar los datos. En los últimos tiempos, se han levantado voces que reclaman una mayor presencia de las mujeres en las operaciones de construcción de paz, argumentando que el rol de la mujer en tales procesos es absolutamente necesario para lograr la paz, mantenerla tras el conflicto e, incluso, ayudar a evitar el conflicto.

La mujer en los cuerpos de seguridad

Es conocido que en el sector militar la presencia masculina es mayoritaria, sobre todo en el alto mando. De hecho, según afirma Dyan Mazurana: “ninguna mujer militar ha comandado jamás una operación para Naciones Unidas(ONU)”. Desde las posiciones de mando se adoptan las decisiones más importantes para la paz y la guerra o, al menos, desde ellas emergen las ideas claves que orientarán la toma de decisiones posteriormente. En la mayor parte de tales decisiones las mujeres no tienen presencia alguna, sin embargo, sufrirán las consecuencias que de ellas se deriven.

La presencia de las mujeres y su opinión son imprescindibles en los procesos de paz. El número de representantes féminas en estos procesos, en puestos de operación, nunca excede el 6 % del personal militar, o el 16 % de la policía civil (Mazurana). La presencia de las mujeres, en la plantilla de profesionales cualificados en operaciones de mantenimiento de paz, nunca ha superado el 36%. Sin embargo, su participación es muy superior a la masculina en cualquier posición civil no profesional. Esto significa que las mujeres dan soporte al staff profesional y a los puestos directivos en los procesos de paz, pero no forman parte de los procesos de decisión.

La labor de las fuerzas de paz femeninas

A pesar de la inferior representación femenina en las fuerzas de paz, el papel de la mujer durante el conflicto y en el post-conflicto es vital. En este sentido, organizaciones como la ONU afirman que el papel de la mujer es necesario en esos procesos, orientando políticas que conduzcan a la incorporación de la mujer, desde niveles operativos hasta niveles de responsabilidad máxima.

Tal vez, mediante la difusión de la labor que desempeñan las mujeres en estos procesos, la comunidad internacional llegue a entender su crucial importancia en los procesos de paz. Entre otras acciones, con su presencia ayudan al empoderamiento de las mujeres aborígenes; gestionan las necesidades específicas de las mujeres excombatientes durante el proceso de desmovilización y de reintegración a la vida civil; ayudan a que las fuerzas de mantenimiento de paz sean accesibles a las mujeres de la comunidad; dan voz a las víctimas de violencia de género que se producen en estos procesos; tutorizan a las cadetes en las academias militares y en las fuerzas de policía; e interactúan con las mujeres en aquellas sociedades donde existen prohibiciones para comunicarse con los hombres (ONU).

La influencia de las fuerzas de paz femeninas

El papel de la mujer en los procesos de paz va más allá de las actividades directas que realizan. Estas mujeres provocan un importante efecto en las aborígenes, también efectos de carácter psicológico. Las fuerzas de paz femeninas sirven como modelo de comportamiento, sobre todo en culturas donde los hombres ejercen papeles dominantes y las mujeres adoptan roles sumisos.

El modelado es una parte esencial del aprendizaje, a través del modelado las personas aprendemos nuevas maneras de hacer las cosas y nuevas formas de pensar. Por tanto, para que se vayan produciendo cambios en ciertos comportamientos, con el objetivo de evitar nuevos conflictos, el modelado es un primer paso.

La ONU afirma que las mujeres de las fuerzas de paz influyen ayudando a reducir el conflicto y las confrontaciones, mejorando el soporte a las mujeres locales y facilitando el acceso de las fuerzas de paz, proporcionando nuevos modelos a las mujeres de la comunidad y un mayor sentido de seguridad a la población local, así como, ampliando las capacidades que puede desplegar el conjunto de efectivos de las misiones de mantenimiento de la paz (ONU).

Las políticas de género en la ONU

Respecto a las políticas de igualdad de género en organizaciones como la ONU, destaca que hasta el año 2000 no existían políticas que abordasen este tema. En el año 2000, la ONU asume el mandato de abordar el problema de género a través de las Resoluciones específicas del Consejo de Seguridad sobre Mujeres, Paz y Seguridad y publica la Resolución 1325 (2000), en la que se remarca la importancia de la igualdad de la mujer y su total participación como agentes activas en la prevención y resolución de conflictos, construcción de la paz y su mantenimiento. La ONU hizo un llamamiento a los estados miembros para que asegurasen la igualdad en la participación de la mujer y la completa involucración de esta en todos los procesos de mantenimiento y promoción de la paz y de la seguridad. Igualmente, reclamó a todos los miembros que incrementasen la participación de las mujeres e incorporasen la perspectiva de género en todas las áreas de los procesos de paz. Con posterioridad, la ONU ha publicado seis nuevas resoluciones, la última de ellas en 2013.

El autoempoderamiento

Es evidente que, a pesar de los esfuerzos, queda un largo camino por recorrer y que los primeros pasos dados son aún muy recientes. Las mujeres somos actores principales y no deberíamos esperar pasivamente a que las instituciones adopten medidas para nuestro empoderamiento. Somos nosotras quienes debemos conducir la acción. Necesitamos empoderarnos a nosotras mismas. Si las mujeres seguimos estando infrarrepresentadas en los centros de poder, probablemente las cuestiones que nos afectan pasarán desapercibidas políticamente, o no serán abordadas adecuadamente.

En los últimos años, han aflorado algunas iniciativas para el liderazgo femenino. Tal es el caso de la International Women’s Media Foundation, que es una organización dedicada a fortalecer el rol de las mujeres periodistas en todo el mundo y que sostiene que los medios de información no son verdaderamente libres y representativos sin una voz femenina en igualdad de condiciones (IWMF). En la misma dirección, para fomentar los canales de comunicación sobre el papel de la mujer en el mundo, está Wikigender que es una plataforma online para compartir investigación, datos y soluciones para avanzar en la igualdad de género (Wikigender). Esta plataforma, colabora y complementa la información estadística que ofrecen otras instituciones relacionadas con los estudios de género, tales como, The Gender Institutions and Development Databases (GIB-DB) y The Social Institutions and Gender Index (SIGI), ambas desarrolladas por el OECD Development Centre.

A pesar del papel vital de las mujeres en los procesos de paz y en tareas similares por todo el mundo, principalmente en labores de asistencia, siguen infrarrepresentadas en los procesos decisorios y en los puestos directivos, que permanecen ocupados por hombres. Esta situación necesita un cambio. Siendo la población de mujeres similar a la de los hombres, sería lógico pensar que las mujeres estuviesen representadas equitativamente en estas organizaciones, sin embargo, nada más lejos de la realidad. Las políticas, hechas aún por hombres, no parecen la respuesta a nuestras necesidades de participación y reconocimiento.Solo un verdadero empoderamiento de la mujer puede conducir a la igualdad real y algunas mujeres ya están en ese camino ¿Eres tú una de ellas?