Gestión basada en la evidencia

Evidence-Based Management (EBMa)

Evidence-Based Management (EBMa) o Gestión Basada en la Evidencia es una corriente filosófica inspirada en la Medicina Basada en Hechos, que también han seguido otras áreas del conocimiento como la Psicología o la Educación. 

Evidence-Based Medicine

En la década de los 90, en Medicina, se inició un movimiento -Evidence-Based Medicine Working Group- orientado a mejorar las decisiones que los médicos toman diariamente en sus consultas. Se pretende que estas estén respaldadas por datos científicos derivados, principalmente pero no exclusivamente, de meta-análisis, revisiones sistemáticas y ensayos controlados con muestras aleatorizadas .

La mejor evidencia disponible

Como en la Medicina, el objetivo que se persigue con la EBMa es evitar tomar decisiones basándose en información especulativa, carente de base científica que respalde la supuesta eficiencia de los métodos o intervenciones que se llevan a cabo en las organizaciones.

Es conocido que en el mundo de la empresa muchos métodos y términos “se ponen de moda”, se usan extensivamente como si fuesen la solución a cualquier problema de la organización y, al cabo de un tiempo, se abandonan por falta de resultados claros. Esto conduce a aumentar frustración de los directivos y del personal involucrado en cada “ultima panacea”.

La casuística es amplia, desde métodos de organización y gestión, a programas formativos o dinámicas grupales, la mayoría no sometidos jamás a investigación empírica y otros muchos mal evaluados y, por tanto, peor empleados (Aguilera-Luque, 2016).

gestión

EBMa busca aportar la mejor evidencia científica disponible para minimizar esas ineficiencias en la gestión y el consiguiente despilfarro de recursos.

Decisiones sin respaldo científico

Según Pfeffer y Sutton (2006), solo un 15% de médicos basan sus decisiones diarias en resultados científicos, a pesar de la intensiva investigación que se lleva a cabo en este campo y en el de la farmacología.

En el caso de la empresa, ese porcentaje es prácticamente nulo. Estos autores afirman que  si los médicos practicaran la medicina como las empresas practican la gestión, habría muchos enfermos y muertos innecesarios y la mayoría de médicos estarían condenados por mala praxis.

Aplicar métodos sin conocer la eficacia es, cuanto menos, arriesgado.

En medicina, cuando el facultativo adopta una decisión errónea pone en riesgo la salud paciente y , evidentemente, es una cuestión de gran importancia.

En la empresa, aunque pueda parecer un ámbito de menor riesgo, cuando adoptamos decisiones equivocadas por falta de información veraz y concreta nos jugamos los recursos de la organización, en el mejor de los escenarios. Pero generalmente, además de los recursos podemos provocar el efecto contrario al que perseguimos, por ejemplo que el personal se desmotive al ver que sus esfuerzos no dan resultados. Esto supondría un doble daño al rendimiento global de la organización, la consiguiente pérdida de eficiencia y también de competitividad (Aguilera-Luque, 2016).

Metodología que soporta EBMa

Puede que el reto de EBMa sea mayor que el que se asumió en medicina hace unos años,  pero no es imposible.

Aunque la gestión de empresas presenta una variabilidad tan grande que acotar una evidencia científica en algún aspecto puede ser complicado, la ciencia ha de servir para dar respuestas concretas en campos aplicados del conocimiento como es el Management.

Por otra parte, el crecimiento de la investigación en las ciencias gerenciales, en las últimas décadas, ha generado tal volumen de conocimiento que resultan imprescindibles los análisis de concreción, orientados a aportar datos claros y definir el estado de la ciencia en aspectos concretos de la gestión.

Una de las metodologías de investigación más aplicada en la corriente EBMa es el metaanálisis, pero no es la única. En los estudios de la empresa, como en las ciencias de la salud, también son necesarios los estudios de síntesis que faciliten la toma de decisiones (Aguilera-Luque, 2021).

Cuando una empresa desea aplicar un programa de entrenamiento/formación para potenciar alguna capacidad, pretende realizar cambios para mejorar el rendimiento, busca aplicar sistemas de recompensas o programas de conciliación para mejorar el compromiso o disminuir el absentismo, entre otras muchas intervenciones, necesita información clara sobre la efectividad de la acción que va a realizar.

Frecuentemente, cuando ha de optarse por alguno de esos métodos, los directivos y consultores se enfrentan a gran cantidad de información, incluso contradictoria, sobre la efectividad del método. En otras ocasiones, los resultados pueden estar sesgados porque algún agente interesado ha financiado estudios que demuestren la eficacia de su método o intervención. Los estudios de síntesis buscan mejorar ambas situaciones.

evidence
Caminando hacia la gestión basada en evidencias

En el ámbito de la empresa, fomentar los estudios metaanalíticos debe servir para definir el estado de la ciencia en cuestiones que afectan al día a día de las organizaciones y que necesitan ser traducidas a un lenguaje común, fácilmente interpretable: algo es eficaz o no lo es.

Aplicando técnicas metaanalíticas a los estudios que se hayan realizado sobre la intervención que nos interese, podemos conocer su efecto medio. De este modo, empleando escalas sencillas, podemos saber, además de si funciona, cómo son de importantes sus efectos.

Una vez conocida la eficacia media de la intervención, es posible analizar de forma objetiva la relación coste-beneficio. Con esta información, el directivo dispone de todos los elementos necesarios para una toma de decisión con mayores probabilidades de éxito.

REFERENCIAS

Aguilera-Luque, A.M. (2016). Creatividad Organizacional. Un Estudio Cuantitativo de la Eficacia de los Programas de Entrenamiento de la Creatividad. Tesis Doctoral – Universidad de Valencia.

Aguilera-Luque, A.M. (2021). Evidence-Based Management: The use of meta-analysis in Business Studies. International Journal of Academic Management Science Research 5 (1), 29-36.

Pfeffer, J. y Sutton, R (2006). Evidence-Based Management . Harvard Business Review. (https://hbr.org/2006/01/evidence-based-management).

Un comentario sobre “Evidence-Based Management (EBMa)”

Tus comentarios son bienvenidos