Archivo de la categoría: Creatividad

El estudio de la creatividad: unidades de análisis

El estudio de la creatividad desde una perspectiva epistemológica ha sido abordado, principalmente, por dos ramas del conocimiento: la Filosofía y la Psicología. Desde las últimas décadas del siglo XX, otras disciplinas también se han interesado por este fenómeno, tal es el caso de los Estudios de la Empresa, la Sociología o la Educación.

psicología no terapéutica @Aguilera-LuqueAunque gran parte de los aportes científicos pertenecen al ámbito de la Psicología, debido al gran interés que tiene la creatividad para la creación de valor en el ámbito empresarial y social, se ha observado un incremento de su estudio en el ámbito organizacional desde finales del siglo XX.

Este post recoge las unidades de análisis que, históricamente, se han venido empleando para estudiar la creatividad desde distintas corrientes de la psicología y campos del saber.

1. El estudio de la creatividad a nivel individual: el individuo creativo

Los primeros estudios sobre creatividad se interesaron por el estudio de rasgos, siguiendo la tradición de la Psicología diferencial. Esas aproximaciones iniciales, intentaban identificar posibles factores hereditarios que pudiesen facilitar creatividad excepcional.

En 1869, Galton sugiere que la excepcionalidad creativa podía tener bases genéticas, propuesta que ha fortalecido la genética conductual (Runco, 2004), pues ciertos factores disposicionales necesarios para la creatividad parecen tener importantes índices de heredabilidad (Bouchard, 1994; Eysenck, 1995). Por el momento, no ha sido posible determinar el porcentaje de esta contribución genética a la variabilidad inter-individual, lo que indica que en el estudio de la creatividad deben considerarse también otros factores de naturaleza ambiental.

Para mayor información sobre las variables individuales véase: Homo creativus

Algunas de las unidades de estudio relacionadas con la creatividad, a nivel individual, son:

Variables de la creatividad excepcional

Diversas características (variables) se han relacionado con las personas altamente creativas. Algunas de ellas se muestran en el siguiente gráfico:

El estudio de la creatividad: características de las personas creativas (Aguilera-Luque, 2016)

En general, se afirma que los individuos altamente creativos desafían a la multitud con sus nuevas ideas, es decir, producen resultados que son novedosos, pero en ocasiones no es lo que los demás desean o esperan. Esto supone que la creatividad constituye una interacción persona-situación, es un fenómeno contextualizado socialmente.

2. El proceso de la creación como unidad de estudio de la creatividad

Desde la Psicología Cognitiva, la creatividad se ha entendido como un proceso mental para producir ideas originales y adaptativas. Desde esta perspectiva, las principales operaciones objeto de examen son (Hayes, 1989; Newell y Simon, 1972):

  • el insight,
  • la imaginación,
  • la intuición y
  • el uso de heurísticos o estrategias mentales.

Otros componentes influyentes son:

Según Buse y Mansfield (1980), siete son los tipos de teorías que han abordado el estudio del proceso de creación:

TEORÍAS DEL PROCESO CREATIVO

Basado en Buse y Mansfield (1980)

TeoríaAutores relevantes
Psicodinámica

Ernst KrisLawrence Kubie

GestálticaMax Wertheimer
AsociacionistaSarnoff Mednick
PerceptualErnest Schachtel
HumanísticaCarl Rogers
CognitivaDavid Feldman
Teorías compuestas

Jacques HadamardArthur KoestlerGeorge Haslerud

3. Estudio de la creatividad: el producto como unidad de análisis

Podemos abordar el estudio de la creatividad analizando el resultado final, es decir, el producto. A través de sus cualidades, decidiremos si se considera creativo o no.

Algunas de las cualidades que consideran propias de un producto creativo en diversos dominios son:

  • originalidad, entendida como novedad, complejidad y sorpresa,
  • belleza,
  • verdad,
  • elegancia y
  • virtuosidad

Desde la sabiduría popular, se ha considerado que un producto es creativo si cumple dos requisitos:

originalidad @Aguilera-Luque
Originalidad

Viene dada por la comparación del producto con otros de su misma clase. Es el contexto en el que se da el producto quien determina esta característica. Por tanto, como ocurre con otras características subjetivas, la originalidad es una construccion social.

Valor

El valor solía entenderse como utilidad o capacidad para resolver un problema. En las sociedades actuales, especialmente en las occidentales y occidentalizadas, este valor también está relacionado con la capacidad que tiene el producto para evocar emociones.

Diversos autores consideran que medir la creatividad a través del producto es más objetivo que mediante otras unidades de análisis (Runco, 1996). Otros autores afirman que es imposible medir la creatividad de un individuo si no se hace a través de sus productos (Briskman, 1980).

En este sentido,  diversos autores han operativizado la creatividad midiendo el producto creativo e incluyendo jueces en el proceso de evaluación de la creatividad  (Amabile, 1983; 1996; Baer, Kaufman y Gentile, 2004).

Medida de la creatividad de un producto: características y taxonomías

Pocos han sido los intentos para desarrollar un criterio general de medición de productos que sea aplicable en diversas disciplinas, pues los distintos esfuerzos para establecer criterios de medición han estado enfocados a dominios muy concretos (O’Quin y Besemer, 1999). Aún así existen algunos catálogos de características del producto creativo y taxonomías propuestas por diferentes autores. Algunas de ellas se recogen en la entrada; Creatividad de un producto: ¿cómo podemos definirla y medirla?

creatividad de un producto @Aguilera Luque

4. El entorno: la influencia de factores contextuales

Respecto a las influencias que el entorno ejerce sobre la creatividad de los individuos a lo largo de su evolución, autores como Simonton (1987) sostienen que los ambientes familiares y las circunstancias del entorno influencian la creatividad de las personas. Así se han relacionado, entre otras, las siguientes variables del contexto:

  • orden de nacimiento, concretamente mayor creatividad de los primogénitos,
  • pérdida temprana de alguno de los progenitores,
  • marginalidad,
  • disponibilidad de mentores.

Otros autores se han interesado por las influencias contextuales durante el ciclo educativo.

Entre las conclusiones más destacables de los estudios sobre la relación creatividad-entorno se encuentran las siguientes:

  1. La creatividad excepcional no siempre emerge de ambientes favorables (López y Navarro, 2010);

  2. El potencial creativo requiere cierto grado de exposición a experiencias distintas que amplíen el horizonte individual y ayuden a superar los límites que impone la socialización;

  3. La creatividad requiere de experiencias desafiantes que ayuden a fortalecer la capacidad del individuo para perseverar ante los obstáculos (Goertzel, Goertzel y Goertzel, 1978; Simonton, 1984).

Por tanto, el entorno en el que surge o se valora la creatividad es importante. La combinación de ciertos elementos de la situación facilita o interfiere el proceso de creación.

En los entornos laborales, se ha observado que la creatividad tiende a emerger cuando se dan oportunidades a la exploración e independencia en el trabajo y cuando la originalidad se fomenta y valora (Amabile, 1990).

Tambien destaca el papel que el entorno juega en la valoración de la creatividad, pues es quien determinará si un producto se incluye o no en la categoría de creativo. Así, la creatividad es significativa únicamente dentro de un contexto que la juzga, es decir, lo que es creativo en un contexto no tiene porqué serlo en otro.

Por último, otra visión sobre la relación de la creatividad y el entorno es aquella que se centra en evaluarla desde la óptica adaptativa, cómo la creatividad sirve a la adaptación del individuo al medio en el que este se desarrolla.