Archivo de la categoría: Desarrollo organizacional

Ecoinnovación en la economía circular

Ecoinnovación (según la UE) es cualquier forma de innovación (tecnológica y no tecnológica) que sirva para avanzar hacia el desarrollo sostenible. Busca reducir los efectos adversos en el medioambiente de nuestras formas de producción y aprovechar de manera eficiente y responsable los recursos naturales, al tiempo que genera nuevas oportunidades empresariales.

Un modelo ecoinnovador produce un cambio de paradigma productivo por los siguientes motivos:

  • de soluciones tipo “final de línea” se pasa a un enfoque de “ciclo cerrado”,
  • es más preventivo que correctivo, 
  • es más proactivo que reactivo, 
  • el concepto desperdicio no existe.

Ecoinnovación en la agenda política europea

UE

En 2010,  la Unión Europea adoptó la Estrategia Europa 2020 para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador.  Dicha estrategia comprende varias iniciativas entre las que destacan “una Europa que utilice eficazmente los recursos” y “Unión por la innovación“. Ambas se integran en el paradigma de ecoinnovación europea.

Desde el Programa Marco de Investigación e Innovación 2014-2020 (Horizonte 2020) se refuerza el papel de la ecoinnovación y se proporciona financiación para aplicar el Plan de Acción sobre Ecoinnovación (EcoAP). Este Plan incluye siete actuaciones orientadas a la oferta, la demanda, la investigación, la industria y a los instrumentos estratégicos y financieros.

Otro instrumento europeo de apoyo y financiación a la protección medioambiental es el programa LIFE que sustenta la implantación del  VII Programa de Acción Medioambiental de la UE.

Con estos instrumentos, Europa busca  fomentar oportunidades de mercado para empresas ecoinnovadoras, así como, establecer mecanismos de control sobre el comportamiento medioambiental que sirvan para incrementar la confianza en las ecotecnologías. Para supervisar y revisar las medidas adoptadas, la Comisión emplea el  “Marcador de la innovación” y el “eco-índice de innovación” que pueden consultarse en este link.

España en el ranking de ecoinnovación

El último dato disponible de ecoinnovación es de 2017. En el enlace pueden consultarse los distintos indicadores agrupados y por países, la comparativa entre un pais concreto y la media europea para un cierto indicador, así como, la comparativa entre países dos a dos.

Cabe destacar que el índice de ecoinnovación en España se sitúa por encima de la media europea desde el año 2010, a excepción de 2016 que está al mismo nivel que la media. En el año 2017, nos situamos en la novena posición, siendo Suecia quien lidera el ranking. 

Pese a que estamos en una buena posición a nivel europeo, es imprescindible seguir invirtiendo en ecoinnovación, por dos motivos que conducen al desarrollo sostenible del país: la mejora del medioambiente y la competitividad de nuestro tejido empresarial. Sin empresas no hay desarrollo pero sin medioambiente no hay nada.

ecoinnovación en Europa

Componentes del índice de ecoinnovación

Para el cálculo del índice de ecoinnovación la Unión Europea ha considerado una serie de factores que lo componen:

Insumos en ecoinnovación:

Inversiones (recursos financieros y/o humanos) que sirvan para impulsar la ecoinnovación.

Actividades de ecoinnovación

Indicadores del alcance y la escala de las actividades de ecoinnovación emprendidas por las empresas. Se centra en los esfuerzos y las actividades, no en los resultados reales de la actividad de innovación.

Salidas de ecoinnovación

Mide los resultados inmediatos de las actividades de ecoinnovación. Está relacionado con el conocimiento generado tanto en la empresa como en el ámbito investigador (patentes, publicaciones, desarrollos, etc.)

Resultados socioeconómicos de la ecoinnovación

Mide los efectos de la ecoinnovación a nivel social y económico (variación en las tasas de empleo, volumen de negocio, exportaciones, etc. que se relaciona con actividades de ecoinnovación). 

Resultados en la eficiencia de recursos

Mide los efectos de la ecoinnovación en la mejora de la productividad  y del uso eficiente de los recursos. La ecoinnovación puede tener un doble impacto positivo en el uso eficiente los recursos pues, simultáneamente, puede aumentar el valor económico generado y disminuir la presión sobre el entorno natural.

Economía circular en la agenda europea e indicadores


La economía circular no puede medirse con un solo indicador. Por ello, se han identificado una serie de indicadores que ayudan a medir el desempeño en varias áreas que contribuyen, directa o indirectamente, al desarrollo de la economía circular. Se agrupan en las siguientes categorías:

Gestión sostenible de recursos

Este conjunto de indicadores examina el desempeño de los Estados miembros de la UE en la transformación de sus economías hacia la circularidad, mediante el uso eficiente de recursos y la reducción de la presión en el medio.

Comportamiento social

Este conjunto de indicadores refleja la conciencia ciudadana, el compromiso y la participación en la economía circular.

La participación ciudadana, el cambio de comportamiento y las normas sociales son parte integral del éxito de una transición de economía circular. Esto significa que las personas participan activamente en nuevas formas de consumo, en la  reutilización y en la correcta eliminación de residuos.

Operaciones comerciales

Este conjunto de indicadores describe las actividades de ecoinnovación para cambiar y adaptar los modelos de negocio a los principios de una economía circular.

Las empresas son el motor de la transición a la economía circular y fomentan la circularidad a lo largo del ciclo de vida útil de los productos. La etapa de diseño (ecodiseño)  es crucial para permitir la reutilización, la remanufactura, el reciclaje y aumentar la durabilidad de los bienes y de este modo permanecer en la economía por más tiempo.